Consejos para almacenar pescado y marisco

En el anterior artículo de este mes o hablábamos de la importancia de conocer una serie de conceptos básicos sobre los alimentos congelados, en especial aquellos relacionados con el pescado y el marisco. Hoy queremos hablar sobre el almacenaje del pescado y marisco después de adquirirlo en el establecimiento de confianza.

Para empezar recuerda poner el pescado y el marisco en el congelador nada más llegar a casa. Si se va a consumir en un plazo próximo a los dos días después de su compra en la pescadería estos pueden guardarse en el refrigerador.  Si este no es el caso y vas a congelarlo protege el alimento con un material que mantenga el producto protegido de la humedad como puede ser el papel de aluminio o el film de plástico que todos tenemos en la cocina de nuestra casa. Además, antes de manipular cualquier alimento, pescado o marisco en este caso, recuerda lavarte las manos a conciencia antes de manipularlo.  

La preservación de los alimentos en las mejores condiciones es de suma importancia puesto que de lo contrario podemos echar a perder el producto, y es que conviene recordar que uno de los beneficios de los alimentos congelados es la preservación de las propiedades de los alimentos, de tal forma que cuando se descongele mantenga la misma textura y sabor.