¿Cuanto tiempo duran los alimentos descongelados?

En anteriores artículos de este blog os hablábamos de los procesos de congelación y de la importancia de realizarlos correctamente. En esta ocasión queremos mostraros una serie de ejemplos de alimentos que tienen un periodo de consumición determinado tras su paso por el proceso de congelación.  Ya que, una vez hemos descongelado el alimento, conviene saber el tiempo del que disponemos para ingerir los alimentos que provienen del congelador y que estos estén en perfecto estado. ¿Preparado? Vamos allá. 
  • Pescado blanco y azul: el pescado blanco se descompone bastante más rápido que la carne por lo que es recomendable ingerirlo a la mayor brevedad. Por el contrario, el pescado azul, al ser un pescado más graso cuenta con un tiempo de consumición más extenso, aunque siempre será más recomendable ingerirlo cuanto antes. 
  • Mariscos y otros crustáceos: La langosta cruda puede aguantar hasta 12 meses fuera del congelador, mientras que los bueyes de mar y las centollas pueden llegar a aguantar fuera del congelador 10 meses. Eso sí, si han sido cocidos su tiempo se reduce drásticamente. 
  • Helados y repostería: posiblemente uno de los inquilinos más comunes de los congeladores de cada vivienda, no gozan de una vida útil muy amplia, de hecho en los envases suele venir indicado el tiempo de consumición, que no suele ser superior a un mes. 
  • Cordero y ternera: las  carnes de este tipo pueden mantenerse en el congelador bastante tiempo, y se puede mantener sin problemas una vez se haya descongelado hasta 9 meses. De hecho, la carne suele ser de los alimentos que mejor tolera la descongelación, por ejemplo: el pollo y el pavo al ser carnes muy magras pueden aguantar hasta un año entero. 
Esperamos que este artículo os haya sido de suma utilidad. Si queréis saber más sobre la congelación de alimentos os animamos a que sigáis de cerca nuestro blog.