El recorrido del pescado desde que se pesca hasta que llega a nuestro hogar

Cuando utilizamos el congelador como mecanismo para mantener una dieta equilibrada y ganar tiempo en la vida diaria y en la rutina, a veces, creemos que todos los alimentos pueden pasar las mismas temporadas congelados. Sin embargo, dependiendo de qué tipo de comida sea, los tiempos variarán. 

Hay ciertos topes de tiempo que conviene sobrepasar para cada tipo de alimentos. En primer lugar, ningún alimento debería estar más de un año en el congelador, ya que, con toda seguridad, habrá perdido todas sus propiedades. Aunque las características del alimento se conservan en función del tipo que sea. 
También resulta fundamental que los alimentos estén bien aislados en plástico con un tupper o en papel de plástico. La opción de envasado al vacío también es muy buena porque guarda las propiedades. 


Los plazos de cada alimento


Alimentos como el pan horneado pueden aguantar unos 3 meses, aunque si es un pan de grandes superficies este tiempo se reduce a un mes. Las carnes como el cordero y la ternera crudos aguantan hasta los 9 meses sin problemas. El cerdo aguanta más porque tiene más grase: hasta los 12 meses puede durar, al igual que el pollo y el pavo.  
El pescado blanco tiene un tiempo de congelación de unos 6 meses, mientras que el pescado azul es de tres (seis si se ha cocinado). Los mariscos pueden durar entre 10 a 12 meses congelados, aunque si ya están cocidos son solo tres meses lo que se recomienda.