¿Qué pescados tienen más riesgo a la hora de portar anisakis?

En uno de nuestros posts os contábamos más acerca de cómo evitar el temido anisakis. A través del proceso de congelación o el cocinado adecuado podemos evitarnos los problemas. En resumidas cuentas, debemos congelarlo a -20ºC durante cinco días en caso de que no vayamos a cocinarlo a más de 65ºC. No obstante, ¿sabías que hay pescados más propensos a portar el anisakis?


Los pescados de agua dulce, desde las truchas a la perca, están totalmente libres de anisakis. En el caso de pescados que habitualmente proceden de piscifactorías o acuicultura, el riesgo es ínfimo, pero siguen siendo recomendables las medidas de seguridad que aplicamos al resto de pescados.


Se estima que la merluza es uno de los pescados más infectados en el periodo reciente y se habla de que hasta un 90% de la merluza de procedencia europea puede estar infectada. En el caso de la merluza, con las recomendaciones de congelación y teniendo en cuenta que no suele consumirse poco cocinada, no será difícil evitar el grueso del problema.


Después de la merluza, las especies con más anisakis parecen ser el bonito, el chicharro y las sardinas. Como comentamos, puede evitarse la anisakiasis siempre que tengamos en cuenta que el pescado fresco ha pasado un proceso de congelación adecuado. Hemos de cerciorarnos de estas precauciones en los casos en los que consumamos recetas en salmuera, aceite, vinagre o escabeches, en los que el pescado no se cocina.