Ultracongelación, el método definitivo de congelación

El proceso de la ultracongelación es uno de los procesos de preservación de los alimentos que mejor asegura la conservación de los mismos. Este proceso pone a -18ºC el corazón del producto en un máximo de dos o tres horas. Esto consigue que se formen pequeños cristales en las células, lo suficientemente pequeños como para que no dañen los tejidos de los alimentos.  

La calidad de los alimentos conservados mediante el proceso de la ultracongelación es óptima, ya que mantiene tanto los nutrientes como las propiedades y textura de los alimentos.  Además, los productos ultracongelados tienen una serie de beneficios, entre los que se encuentran:

  • Seguridad e higiene: la degradación de los alimentos es más lenta y se mantiene a salvo de bacterias y microorganismos.
  • Frescura:  si no se ha roto la cadena del frío el alimento debe mantener todas sus propiedades, tanto físicas como nutritivas.
  • Económico: De los productos ultracongelados se aprovecha todo; y eso supone a veces una ventaja.  
  • Disponibles todo el año. Aguantarán en el congelador una buena temporada, por lo que podemos guardarlos a largo plazo.
Esperamos que este artículo os haya sido útil. Para más información acerca de los congelados  mantente atento a nuestra página web.